Thursday, September 4, 2014

Muchas obras de Dios, Conclusión



Muchas obras de Dios, Conclusión

 (anteriormente en la serie)

Tal vez lo que hemos estado discutiendo debe entenderse en un contexto diferente al que utilizamos normalmente. ¿Y si en lugar de verlo como una descripción de algo exterior o externo, lo ven como algo interno o dentro de ti. Tal vez el reino de los cielos está dentro de nosotros, después de todo. (Lucas 17: 21.)

Desde ese punto de vista se puede decir:
- Si usted no hace caso de la presencia de este Espíritu (Spirit) sigue recibiendo el Santo Espíritu, o la Luz de Cristo, porque eso es lo que le permite vivir, moverse, respirar y existir. Es un don de Dios para todos.
- Si usted permite que este Espíritu(Spirit) entre en sus pensamientos de vez en cuando usted "recibe" el Espíritu Santo dentro de ti. Ha afectado sus pensamientos. Ha sido "recibido" en su conciencia.
- Si usted permite que este Espíritu(Spirit) le guíe continuamente, entonces usted tiene el "don" del Espíritu Santo. Se ha convertido en su compañero.
- Si se abre a recibir las visiones del cielo, y ve al Padre y el Hijo, entonces usted ha recibido el Santo Espíritu de la Promesa.

Esta última Santo Espíritu de la promesa se
​​le da su nombre porque cuando usted ha recibido el Padre y el Hijo, se convierte usted en su hijo de Promesa, el heredero de todo el Padre tiene, un miembro de su familia. Para rechazar esto, como José describió, es negar el sol al mediodía. A fin de haber sido dado el Santo Espíritu de la Promesa ha visto a Dios y recibió de él una Promesa. [Siempre hay más de un tema, pero por el momento, voy a dejarlo ahí.]

Si Dios sostiene todo a través de su Santo Espíritu, que también se llama a veces la Luz de Cristo, ¿entonces no está ya dentro de ti? Si ya está dentro de ti, entonces usted puede decidir para "recibirlo" por abrirse a su influencia. Si usted decide "recibirlo" por abrirse a su influencia, ¿entonces usted puede ser capaz de tenerla en sí mismo como un don de Dios? ¿Si ese don se convierte en una fuente permanente de influencia dentro de ti, entonces ha recibido el "don del Espíritu Santo?" ¿Si esto está dentro de ti, entonces es suyo? ¿Si su propio, entonces tiene usted el Espíritu Santo como su compañero constante?

Cuando haya recibido esto, ¿está en contacto con Dios? Si usted está en contacto con Dios, ¿es también capaz de llegar a ser "uno" con Él? ¿Es esto lo que Cristo enseñaba en Juan 17: 20-23?

Con esto en mente, considere lo que este pasaje de Deuteronomio nos dice:
 9 Y te hará Jehová tu Dios prosperar en toda la obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse en ti para bien, de la manera que se gozó en tus padres, 
10 si escuchas la voz de Jehová tu Dios para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la ley, y si te conviertes a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.  
11 Porque este mandamiento que yo te mando hoy no te es demasiado difícil, ni está lejos de ti.  
12 No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo hará oír, a fin de que lo cumplamos?  
13 Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién cruzará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos? 
14 Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazon, para que la cumplas.(Deuteronomio 30:9-14.)

Si su espíritu ha sido santificado, y ha recibido la presencia de ambos, el Padre y el Hijo de tal manera que usted (como José describió) está de pie en el "del sol al mediodía" en su entendimiento, entonces usted ha recibido el Espíritu Santo de la Promesa. ¿Significa esto que su propio espíritu refleja la promesa de la vida eterna? ¿Es usted entonces un Espíritu de la Promesa, asegurado de la vida eterna? ¿Si es así, entonces el "negar al Espíritu Santo," como José describió, realmente implica tomar lo que se ha convertido en sagrado dentro de ti y profanarlo (o sea, mancillarlo) con el rechazo deliberado de Dios que ha recibido usted y que ahora habita en usted?

Relacionado a esto son muchas preguntas que nos han llegado de los lectores durante esta semana. Uno de los mayores impedimentos para algunas personas es que se basan en la explicación dada por Cleon Skousen sobre "inteligencias" y cómo el universo es organizado usando este bloque de construcción. No se puede reconciliar sus puntos de vista con las Escrituras. Por lo tanto, si decide aceptar la definición de Skousen de "inteligencias" como los bloques de construcción de toda la creación, usted no entenderá el tema. Si ese es su marco, usted tendrá que botar lo que enseñan las Escrituras.

[Por favor, entienda que no estoy condenando a Cleon Skousen. Él era un buen hombre. Pero creo que se equivocó en este tema. Confunde él "inteligenciaS " en plural, con la "inteligencia" en singular, donde la cual el hombre fue organizado. El plural de la palabra se refiere a espíritus(Spirits) organizados. Ellos, espíritus(Spirits) organizados, han sido creado y existen como seres. (Abraham 3:22-23) El hombre (o el espíritu(Spirit) dentro de él) fue organizado de "inteligencia" que es singular. Es co-eterno con Dios. Se llama "inteligencia" y también "la luz y la verdad." (DyC 93: 29.)  También se le llama "la gloria de Dios."( DyC93:36.) Cleon Skousen supone que el hombre fue hecho de otra cosa llamada "inteligencias" cuando, de hecho, una vez que la inteligencia o luz y verdad se organiza en un ser y asume una existencia separada que se llama "inteligencias" que es plural y se refiere a los espíritus (spirits). Hasta entonces, sólo es la "inteligencia" que es singular.]

Las Escrituras tienen mucho que decir sobre este asunto. Yo sólo he juntado un bosquejo. Mire las escrituras y analícelas. He tratado de dar sólo un bosquejo. Todo la imagen se puede colgar sobre ese bosquejo. Tiene que hacer el trabajo a fin de terminar la búsqueda. Yo no quiero robarle de esa experiencia maravillosa. Deje que las Escrituras le hablen a usted sin que usted traiga una interpretación con usted de antemano.

Cristo dijo que sus palabras fueron "Espíritu" (Juan 6: 63) ¿Qué significa esto? ¿Cómo pueden las palabras de Cristo, ya sea hablado por él o dado a otro para hablar en su nombre, como "Espíritu(Spirit)?"  Si usted puede contestar eso, usted se encuentra en posesión de una gran verdad.

_______________________________________
En respuesta a varias preguntas, voy a añadir lo siguiente a la conclusión de las entradas de esta semana:

En un tiempo el padre se llamaba "un Espíritu" por José, y en otro momento se dice que él(Dios) "tiene un cuerpo tan tangible como el del hombre." Similarmente, Jesucristo fue resucitado y, sin duda, tenía un tabernáculo que consistía en "carne y hueso" que podría ser palpado. (Lucas 24:39-40) Comió pescado y partió el pan con sus discípulos. (Lucas 24: 42-43); (Juan 21: 9-14)Estos fueron actos físicos. Sin embargo, Él también apareció en la habitación superior en el día de su resurrección, sin entrar a través de la puerta cerrada. (Juan 20 :26.) Ascendió al cielo (Hechos 1 :9-11) (3 Nefi 11 : 8) y luego descendió del cielo a la vista de una multitud. Estos no son  típicos de los cuerpos físicos como los encontramos. Cuando se trata de seres resucitados y glorificados, los cuerpos no son los mismos como nuestro propio físico, grueso constituciones. Sin embargo, Dios está compuesto de materia: "7 No hay tal cosa como materia inmaterial. Todo espíritu es materia, pero es más refinado o puro, y sólo los ojos más puros pueden discernirlo;
8  no lo podemos ver; pero cuando nuestros cuerpos sean purificados, veremos que todo es materia" (DyC 131:7-8)  Por lo tanto, es igualmente cierto que Dios es Espíritu(Spirit), y que también posee un cuerpo "tan tangible como el del hombre." ¿Qué tan "vivificado" es el cuerpo cuando Dios se manifiesta? O bien, en este ambiente áspero, cuán grande una gloria dejó él a un lado para mostrarse aquí?

______________________________________

La gloria de Dios es superior a la comprensión del hombre. Nosotros lo podemos ver en su gloria sólo si estamos transfigurados. (Moisés 1:14.) Aun así no podemos contemplar toda su gloria a menos que lleguemos a ser como él. (Moisés 1 :4-5) Por lo tanto, para mirarlo en su gloria, mientras que somos mortales, debemos ser transfigurados, pero la plenitud de Dios no se da al hombre mortal para ver.




(Escrito por Denver Snuffer, Traducido por buenmormonismo)

No comments:

Post a Comment

¿Que piensas tú?

Reaciones