Sunday, September 21, 2014

Despertad Y Levantaos

soltar las cadenas, librarse de las cadenas, cadenas del infierno
En la última entrada que espero que hayas leído, la discusión se basó en el título del Libro de Mormón.  Sólo hemos empezado.  Hay mucho tesoro escondido en el simple espacio de ese libro.  El valor no tan solo es contenido dentro de las caracteres de imprenta que leemos en la página.  Hay un gran valor, incluso conocimiento oculto, contenido dentro del espacio blanco que separa cada línea.  Si tratáramos el espacio blanco como la "porción sellada" que actualmente no poseemos, (Éter 4:6, 3 Nefi 26:7-9) habría una mejor posibilidad de suprimir la condenación que pesa sobre "toda la iglesia". (DyC 84:55-57)  Leeríamos y estudiaríamos todo lo que podamos de la porción impresa.  Entonces meditaríamos en nuestros corazones y mentes, suplicando al cielo para abrir nuestros ojos espirituales para que la porción sellada sea revelado.

Este proceso de revelar es una característica de la revelación.  Este proceso de ver es una característica de la videncia.  El entender la profecía es una característica de los profetas.

Grabado en Números capítulo once, hay una breve cuenta de dos hombres.  Uno es llamado Eldad y el otro es Medad.  Sus nombre se encontrarán mencionado dentro de las escrituras aparte de este capítulo.  En cuanto se refiere la cuenta, eran bastante insignificantes sino del hecho de que "sobre los cuales también reposó el espíritu... y profetizaron en el campamento." (Números 11:26)  Un hombre joven corrió a contarle a Moisés lo que estaba pasando, "Eldad y Medad profetizan en el campamento." En las escrituras esa oración termina con un punto.  Me imagino que si esta misma cosa pasara en nuestro día, la oración terminaría con un signo de exclamación.

Cuando este joven compartió el mensaje, Josué, un siervo a Moisés dijo: "Señor mío Moisés, impídeselo."(Números 11:28) Otra vez termina con un punto.  Hoy en día eso terminaría con un signo de exclamación.

Moisés le respondió "¿Tienes tú celos por mí? ¡Ojalá que todos los del pueblo de Jehová fuesen profetas, que Jehová pusiera su espíritu sobre ellos!" (Números 11:29)  Observa que esta oración termina con un signo de exclamación.

Aquí hay un profeta expresando un deseo que el Señor pusiera su espíritu sobre todo su pueblo, y que fueran ellos profetas.  ¿Es esto el deseo de Moisés?  ¿Es el deseo de Dios?  ¿De ambos?  En cualquier caso, parece, según la perspectiva de este hombre joven, a igual que Josué, que violaron la linea de aceptada autoridad.
 En DyC 43:1-7, el Señor, hablando de los élderes de su iglesia, declara que "que no se os ha nombrado a ningún otro para que reciba mandamientos y revelaciones, hasta que él sea llevado".  Referenciado por todos los manuales y materiales de la iglesia es esta parte de la escritura.  Es referenciado para apoyar que solo el profeta es autorizado para recibir revelaciones por la Iglesia.  En algún momento seria un buen uso de tiempo poner el esfuerzo y escudriñar estos versículos.  Hay unos calificativos que suelen pasarse por alto o entendido. 

Eso es una discusión diferente y un tangente al propósito verdadero de compartir esta cuenta de Moisés proclamando "¡Ojalá que todos los del pueblo de Jehová fuesen profetas...". (Números 11:29)  La razón por mencionar  esa cuenta es porque en DyC 46 encontramos, entre otras cosas, una lista de dones.  Uno de esos dones es la profecía. (v. 22)  

Todos estos dones vienen de Dios, para el beneficio de los hijos de Dios. (v. 26)  Y a algunos les sea concedido tener todos estos dones, para que haya una cabeza...(v. 29)  A menudo suponemos que esa cabeza ser el presidente de la Iglesia.  Eso puede ser un supuesto correcto.

En sección 46 de Doctrina y Convenios, hay esta admonición, quizás incluso un mandamiento; "buscad diligentemente los mejores dones". (DyC 46:8)  La profecía es un don bastante bien, tal vez se incluye entre "los mejores".  No es EL mejor don, (DyC 6:13) pero es entre ellos.  ¿Significaría eso que debemos "diligentemente" buscar para ser el presidente de la Iglesia?  Creo que eso probablemente es un supuesto incorrecto.  Es indispensable tener el espíritu.  En primer Nefi, capitulo 5 leemos de un padre quien "vio todas estas las cosas" y fue "lleno del Espíritu" y luego "empezó a profetizar acerca de sus descendientes".  (1 Nefi 5:17)  Esto se refiere a Lehi.  ¿Era Lehi un profeta?  ¿Era Jeremías un profeta al mismo tiempo?  ¿Habían "muchos profetas" entre el pueblo en aquel tiempo?  (1 Nefi 1:4)  ¿Hay muchos profetas entre nosotros actualmente?

"¡Ojalá que todos los del pueblo de Jehová fuesen profetas, que Jehová pusiera su espíritu sobre ellos!"  (Números 11:29)  

La razón por introducir este principio de que todo el pueblo del Señor siendo profetas es porque a veces ponemos limites a nuestro potencial y a la abundante luz y conocimiento nuestro Dios con gusto nos otorgaría.  Leemos de bendiciones y experiencias maravillosas contenidas en las escrituras pero nosotros, en el error, las limitamos a los profetas.  Debemos entender y reconocer que estos individuos, al menos la mayoría, no fueron reconocidos por su gente como profetas.  No fueron reconocidos como el Sumo Sacerdote.  Nefi no era el Sumo Sacerdote, pero a pesar de eso el profetizo y vio visiones.  Lehi no era el Sumo Sacerdote pero no obstante, entre las primeras dos paginas del Libro de Mormón leemos que Lehi vio a Dios.  Hoy en día llamamos a estos hombre profetas.  En su tiempo se llamaban a sí mismos "miserable" o "wretched" en ingles. (2 Nefi 4:17)  El Señor les mostró a estos hombres grandes cosas, aún Nefi exclama "Sin embargo, a pesar de la gran bondad del Señor al mostrarme sus grandes y maravillosas obras, mi corazón exclama: ¡Oh, miserable hombre que soy! Sí, mi corazón se entristece a causa de mi carne. Mi alma se aflige a causa de mis iniquidades.  Me veo circundado a causa de las tentaciones y pecados que tan fácilmente me asedian.  Y cuando deseo regocijarme, mi corazón gime a causa de mis pecados..." (2 Nefi 4:17-19)

No idolatren a estos hombres.  Les podemos considerar cerca de lo ideal, pero no los idolatramos.  No los pongamos sobre una norma tan alta que te sientes incapaz de recibir la misma "gran benevolencia"  El Señor no hace acepción de personas.  (Hechos 10:34DyC 1:3538:16)

¡DESPERTAD Y LEVANTAOS!

 " Despertad, hijos míos; ceñíos con la armadura de la rectitud. Sacudíos de las cadenas con las cuales estáis sujetos, y salid de la obscuridad, y levantaos del polvo."  (2 Nefi 1:23)

¡¡¡SACUDIOS LAS CADENAS!!!

"Y a los que endurecen sus corazones les es dada la menor porción de la palabra, hasta que nada saben concerniente a sus misterios; y entonces el diablo los lleva cautivos y los guía según su voluntad hasta la destrucción. Esto es lo que significan las cadenas del infierno."  (Alma 12:11)

No caigas en la cautividad.  No sigas satisfecho con la menor porción.  No desatiendas los misterios.  ¡No titubees en buscar mas luz y conocimiento!  Cada bendición y verdad contenido en el Libro de Mormón es disponible para ti.  El conocimiento sólo se retiene de nosotros porque no buscamos.  No buscamos.  No llamamos. 

Pensamos que simplemente debemos perseverar hasta el fin.  No progresamos más allá del evangelio preparatorio.

¿Qué es el evangelio preparatorio?

" y continuó el sacerdocio menor, que tiene la llave del ministerio de ángeles y el evangelio preparatorio, el cual es el evangelio de arrepentimiento y de bautismo, y la remisión de pecados, y la ley de los mandamientos carnales, que el Señor en su ira hizo que continuara en la casa de Aarón entre los hijos de Israel..."  (DyC 84: 26-27)


Debe querer más.  Debe desear más.

¿Cómo recibimos más?



(Escrto por Jeremy, y Traducido por buenmormonismo)

No comments:

Post a Comment

¿Que piensas tú?

Reaciones