Saturday, February 25, 2017

Dichos sobre ideas importantes

(Lo de abajo son ejemplos de las temas que se tratan en libro "El Segundo Consolador Conversando con el Señor a través del Velo")

-Las cosas de Dios son de una importancia profunda, y solo se pueden descubrir con el tiempo, la experiencia, y los pensamientos cuidadosos, serios y solemnes; siempre y cuando, por supuesto, exista un deseo real de conocer las cosas de Dios acompañado de la obediencia a Sus mandamientos. Si no las deseas, no las pedirás y no las recibirás. Y si las deseas, pedirás por ellas y obedecerás. Se regula solo, en ese sentido. Cada uno decide por si mismo cuanta ventaja en el mundo venidero esta dispuesto a adquirir aquí.

-La libertad o albedrío en realidad significan responsabilidad. Ese es su significado primordial, si no el único. Desafortunadamente, debido al debate político, ha asumido un significado mucho menos riguroso. Somos libres, por tanto, somos responsables delante de Dios por todos nuestros actos. Solo la Expiación puede aliviar o mitigar esa responsabilidad. El aprovechar la Expiación con ese propósito, sin embargo, requiere que obedezcamos las condiciones de Jesucristo.

-No es verdad "ver es creer". En lugar de eso, creer es ver. La creencia abrirá tus ojos. La Voz, tres niveles distantes de nosotros, es recuperada por tu elección de remover el velo que bloquea tu oído y tu vista.

-Es un velo y no una muralla por lo que tienes que pasar. Tu eliges si vas a pasar a través o no.

-No hay nadie, aparte de ti, que pueda tomar la decisión de seguir adelante. Da mucho mas miedo el persistir a través del velo que permanecer sin una visión del cielo.

-La revelación del cielo es también una revelación sobre ti. Porque a medida que le ves, ves con mayor claridad cuan limitado y dependiente de El eres. No puedes ser orgulloso después de verte a ti mismo al lado de El.

-El cielo esta sumido en ritos ceremoniales que procuran preservar y declarar la Gloria de Dios y la sabiduría de Sus actos. La profundidad, altura y majestuosidad de Sus obras can mas allá de la comprensión del hombre. Las palabras fracasan en su intento. Se entiende mejor al ver y no se puede entender de otro modo.

-Dios quiere más que nada que le entendamos. El esta ansioso por reunirse con nosotros y por tocarnos, igual que nosotros deberíamos estarlo por conocerle y tocarle a El.

-Dios ama a Sus hijos equitativamente, pero nosotros, a cambio, lo amamos a El desigualmente. Se le amaramos como El nos ama, saltaríamos a Sus brazos abiertos y nos regocijaríamos del contacto con el Señor.

-El lleva siete heridas en Su persona: dos en Sus muñecas, dos en Sus palmas, dos en Sus pies, y una en Su costado. Siete es el numero simbólico de compleción o perfección. Siete heridas reflejan la compleción de Su sacrificio y de la completa perfección de ese sacrificio.

-El sacrificio de Jesucristo ha remediado por completo todo lo que la Caída de Adán trajo. Así como Adán fue primero, Jesucristo vino después, el uno siendo la antítesis del otro, y ambos haciendo de esta creación un quiasmo de la Caída y la Redención. Nosotros nos encontramos en el medio, donde todo esta en equilibrio sobre nosotros.

-El equilibrio entre la Caída de Adán y el sacrificio de Jesucristo provee un balance neutro de opuestos. Escogemos lo que estamos dispuestos a hacer con este universo en balanza.

-Inclinamos la balanza por medio de nuestras elecciones, y al hacer eso, cambiamos toda la eternidad. Cambiamos la eternidad por las elecciones que tomamos aquí

-Hay una balanza eterna, con resultados infinitos, que depende de cada una de nuestras elecciones. Nos encontramos en peligro o en la gloria dependiendo de cada uno de nuestros pensamientos y hechos.

-Cinco minutos en la mortalidad son mas preciados que todas las eternidad anteriores de la vida preterrenal. Solamente aquí puedes demostrar la fe de la cual la creación misma ha nacido.

-Nuestros fracasos se lamentan en los pasillos del cielo con gemidos por nuestras deficiencias. Tenemos ángeles y dioses desando que nuestras elecciones inclinen siempre las escalas de la balanza en esta vida en favor a la obediencia a Dios.

-Nuestros actos nobles y acciones justas se celebran en gozo y canción en los pasillos del cielo. Cuando elegimos a Dios y Sus caminos, el Grito de Hosanna resuena en el cielo por tales elecciones.

-Nosotros somos el lugar donde los conflictos de la eternidad se están batallando. Somos el campo de batalla entre el bien infinito y el fracaso infinito.

-La vida es un test de libro abierto. Solo debemos darnos cuenta que el test está teniendo lugar para poder pasarlo.

-No se puede encontrar gozo subordinando el espíritu a la carne. El gozo, la paz y la libertad solo llegan cuando la carne se subordina al espíritu.

-La mansedumbre del Señor cuando nos suplica que le sigamos es debida al gran valor de las almas. Ese gran valor nos ha sido vertido a nosotros por la amarga copa de la cual El bebió. Cualquier persona que haya vivo es una creación infinita.

-Dentro de la unión del hombre y la mujer en el Señor se encuentra toda la eternidad. Ellos, juntos, son infinitos. Los ritos del Templo procuran establecer esta unión infinita y eterna.

-El Señor dio a Adán y a Eva el uno al otro antes de que la muerte entrara en la creación. Si no hubiera caída, el hombre y la mujer habrían permanecido juntos para siempre.

-La unión eterna del hombre y la mujer es una vuelta a Edén antes de la Caída. El Templo y las ordenanzas que allí se encuentran son, para nosotros, la vuelta a Edén antes de la Caída y la compleción de la creación a través de la unión del hombre y la mujer en un convenio infinito.

-El cielo no necesita esperar a después de esta vida, sino que puedes ser redimido de la Caída aquí y ahora. El recibir la presencia de Dios es ser redimido de la Caída.

-El Milenio sucederá cuando la gente se prepare a si misma para el. Cuando el trigo este completamente maduro, el Señor vendrá de nuevo. Tu puedes recibir bendiciones milenarias ahora, por medio del Segundo Consolador.

-No haría ningún bien que el Señor volviese de nuevo, si no hubiera gente preparada para Su presencia esperándole. Si eso ocurriera antes de que la gente estuviera preparada, toda la tierra quedaría asolada a Su venida.

-Si deseas que el vuelva, debes entonces prepararte de forma individual para soportar Su venida. Cuando estés preparado, El vendrá.

-No hay nada oculto que no se dará a conocer, pero depende de ti el estar dispuesto a ver y recibir lo que esta oculto.

-Dios oculta la mayoría de las cosas a plena vista. Depende de ti, por tanto, el estar dispuesto a descorrer el velo y verlas.

-Los religiosamente ciegos se niegan a ver. La ceguedad que nace del error religioso es la forma mas recalcitrante de enfermedad.

-El conocimiento de los misterios de la divinidad solo se obtiene por medio de la obediencia a Dios. El ordeno este método para hacer todas Sus grandes verdades disponibles a Sus humildes seguidores. Si fuera de otro modo, todos tendríamos que ir a la universidad para recibir entrenamiento para el ministerio.

-La educación no es una ventaja real para recibir luz y verdad de Dios. La humildad es la única gran ventaja real que cualquier alma pueda poseer.

-Ya que Dios no hace acepción de personas, El ha ordenado que la verdad llegue a nosotros sin acepción de personas. Cualesquiera que sean las verdades que existen, Sus verdaderos seguidores buscan estas cosas y se dan cuanta de que son dadas libremente.

-Para poder avanzar, tienes que retroceder. Sin una vuelta a la humildad y a la fe de la infancia, no seras capaz de verle.

-Cuando elegimos recibirle, El elige en ese momento recibirnos. Nosotros determinamos si somos "electos" por medio de nuestra elección de recibirle.

-Los orgullosos fracasarán. Su fracaso llega como una consecuencia natural de su incapacidad de estar en la presencia de Dios. Su orgullo les impedirá que hagan lo que es requerido para estar en Su presencia. Si Naamán no hubiera vuelto a lavarse a si mismo siete veces en el Rio Jordán, se hubiera muerto leproso. Muchos de nosotros morimos leprosos porque nos parece que tales cosas como sumergirse en ríos son infantiles. Muy a menudo nos unimos a Naamán preguntando: "El Abana y Farfar, ríos de Damasco, "¿no son mejores que todas las aguas de Israel? Si me lavo en ellos, ¿no seré también limpio? Y se volvió y se fe enojado" (2 Rey. 5:12). Se lo suficientemente humilde para hacer lo que los profetas te piden y sometete a las leyes y ordenanzas del Evangelio. Seras curado si lo haces. Porque los Apóstoles y Profetas son los ministros escogidos de Jesucristo.

-Debes escoger tu mundo: este o el siguiente. No puedes escoger ambos.

-Tu pasado te controla ahora. Solo puedes controlar el futuro por medio de lo que haces ahora. Pero lo que haces 'ahora' controla toda la eternidad.

-Las lecciones mas importantes de la vida, las que derraman una luz mayor, son casi invariablemente las mas dolorosas también. Así es como debe ser. Jesucristo aprendió el que mas porque sufrió el que mas.

-Cosas que parecen perfectamente normales aquí en la mortalidad son una completa locura cuando se ven desde la eternidad. Si el hombre rico hubiera tenido una visión mas amplia de las cosas, habría tratado al mendigo Lázaro de forma mas bondadosa. Para cuando su omisión llego a ser clara delante de el, ya era demasiado tarde para repararlo.

-Cuando somos mortales todos somos ricos porque se encuentra dentro de cada de nosotros el ayudar a otros.

-Nos encontramos mejor recibiendo consejo e instrucción de Dios que dándosela a El. La mayor parte de la humanidad esta tan indispuesta a aceptar consejo e instrucción de El, sin embargo, que nunca le oyen.

-La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días posee Sus herramientas para acercarse a El.

-Se nos dice que estudiemos de "los mejores libros". En esta dispensación, aparte de las escrituras mismas, muy pocos han sido escritos.


    

No comments:

Post a Comment

¿Que piensas tú?

Reaciones